Cuánto regar los tomates

Estás en: Blog Huerto Cuánto regar los tomates

Hola nicola

Lamentablemente, no puedo responder a su pregunta: es imposible decir de antemano cuánta agua necesitan los tomates. El clima de su área, el tipo de suelo que cultiva y muchas otras variables cambian significativamente la cantidad de agua necesaria. Puedes encontrar algunos criterios útiles sobre riego en el artículo dedicado a cuándo regar el jardín, ahora solo puedo darte algunas sugerencias generales, pero no cantidades precisas porque esas dependen de demasiados factores relacionados con tu situación. El acolchado es una gran idea, ayuda a que la tierra se mantenga húmeda y reduce la necesidad de agua.

Cuando los tomates necesitan agua

Una primera cosa que debe saber sobre el riego de tomates es que hay momentos en los que el agua es especialmente importante. El momento en que la semilla germina y la plántula debe desarrollarse hay que cuidarlo con mucha atención: la planta joven tiene raíces delgadas y cortas, por lo que no es capaz de buscar agua en profundidad. Para ello es necesario regar con regularidad y nunca dejar que el suelo se seque. Incluso cuando comienza la floración, es útil un riego más frecuente, ya que la fructificación implica un mayor desperdicio de agua.

Ilumina tu jardín con luces solares

Ahorra en la factura de la luz de manera ecológica

Mojarse poco y a menudo

Irrigar los tomates es muy útil, pero también debe saber que un riego incorrecto también es una de las principales causas de enfermedades de las plantas. Las enfermedades del tomate, como el mildiú velloso, el fusarium y el moho gris, de hecho proliferan en condiciones de humedad excesiva. En particular, cuando las temperaturas son suaves, se debe evitar el exceso de agua. Por este motivo, es aconsejable bañarse con bastante frecuencia pero nunca excederse en las cantidades de agua. Además, las hojas no deben mojarse sino siempre la tierra cerca del tallo.

Reconocer errores de riego

Si riegas muy poco, puedes notar el sufrimiento de la planta, por lo que es necesario intervenir mojando con más frecuencia, pero sin excesos. Incluso demasiada agua puede causar problemas, es una de las posibles causas de la pudrición apical del tomate, también en este caso si notas el problema tienes que reducir el suministro de agua.

]]>

Deja un comentario