Óxido en clavo

Estás en: Blog Uncategorized Óxido en clavo

El óxido es una enfermedad común en todo el mundo causada por basidiomicetos. Uromyces dianthi. Es un hongo heterogéneo, ya que tiene dos hospedadores, uno es el clavel y el otro plantas del género Euphorbia. Este hongo también es microcíclico, ya que no forma la etapa basal. Forma el urédico y el perfecto en el clavel y los espermógenos y espigas se forman en las plantas del género Euphorbia.

Síntomas – ciclo biológico de Uromyces dianthi
Este hongo infecta las hojas, tallos y copas de los clavos, donde forman ampollas que se abren gradualmente y dejan al descubierto los poros uretrales que contienen y son de color marrón. Estas uretras son irregulares o concéntricas. En una planta infectada se observan inicialmente manchas pequeñas y ligeramente elevadas, que son de color verde claro. Los uréteres que se convierten en cadáveres perfectos tienen un color más oscuro y en este caso contienen un polvo negro pardusco. El resultado de la infestación es la imagen caquéctica de las plantas y el enanismo, mientras que las hojas se retuercen hacia arriba.
En caso de infestación severa, por herrumbre, tenemos cloración y secado de la planta. La perpetuación del patógeno se realiza con las uredosporas y el micelio del clavel, mientras que la transmisión de la enfermedad se produce con las uredosporas que son arrastradas por el viento o las gotas de lluvia. Las condiciones favorables para la enfermedad son una alta humedad relativa y temperaturas inferiores a 21ºC.LaC. Además, se debe enfatizar la importancia de transmitir la roya a los esquejes, que parecen sanos al momento de la siembra y muestran síntomas después de casi un mes.

Óxido en clavo

Tratamiento de la roya del clavel
Para tratar la roya del clavel, se recomienda destruir las plantas infectadas y utilizar material de propagación saludable. Además, debe existir una buena ventilación y evitar la prevalencia de alta humedad en el ambiente de crecimiento del clavel y el constante mojado del follaje, que son condiciones que facilitan la emergencia del patógeno. Finalmente, se reporta la existencia de variedades resistentes, mientras que es posible tratar el patógeno con el agente biológico Verticillium lecanii así como con diversos fungicidas.

Ilumina tu jardín con luces solares

Ahorra en la factura de la luz de manera ecológica

Textos – Fotos
Striglis Giannis
Agrónomo G.P.A.

Óxido en clavo

Deja un comentario