Óxido y óxido de geranio

Estás en: Blog Floristería Óxido y óxido de geranio

La herrumbre es una de las enfermedades más graves del pelargonio y el togeran y es causada por basidiomicetos. Puccinia pelargonii – zonalis. Es un hongo autógeno, que completa su ciclo biológico sobre un hospedador, en nuestro caso en el pelargonio, pero también microcircular, es decir, no forma todas las etapas de desarrollo de una roya típica, sino solo la urédica y la perfecta, con las uredosporas y las semillas perfectas, respectivamente.

Síntomas – Ciclo biológico de Puccinia pelargonii – zonalis
Este hongo infecta principalmente las hojas de pelargonium y stogherani, sin embargo, también se observan infecciones en los tallos y brotes. Los primeros síntomas aparecen en ambas superficies de la hoja como manchas blanquecinas amarillentas. A esto le sigue la formación en la superficie inferior de pequeñas vesículas cloróticas que luego crecen, maduran y se convierten en una uretra marrón rojiza que contiene masas uretrales marrones. A veces la apariencia de la uretra es concéntrica y tienen la imagen de anillos. El resultado de la oxidación es el amarilleo, secado y caída de las hojas sobre el pelargonio y el geranio. Las pilas perfectas se forman con menos frecuencia, son de color más oscuro y aparecen mezcladas con uréteres o en lugares separados.
La supervivencia del hongo se realiza con uredosporas y micelio en plantas infectadas y la germinación de las uredosporas se realiza en presencia de agua. Tanto el aire como el agua juegan un papel importante en la reproducción de la enfermedad, así como en los esquejes infectados.

Óxido y óxido de geranio

Tratamiento de la herrumbre en geranio y geranio.
Para tratar el óxido en geranios y geranios, se recomienda eliminar y destruir las hojas infectadas y, en algunos casos, toda la planta. Además, debe evitarse la prevalencia de alta humedad en el entorno de crecimiento del pelargonio, ya que la humectación continua es un parámetro favorable para la aparición del patógeno. Otro método para prevenir la aparición de la enfermedad es utilizar material de reproducción saludable. Finalmente, es posible tratar químicamente al patógeno, con diversos fungicidas sistémicos, siempre con el asesoramiento y presencia de un agrónomo.

Ilumina tu jardín con luces solares

Ahorra en la factura de la luz de manera ecológica

Textos – Fotos
Striglis Giannis
Agrónomo G.P.A.

Óxido y óxido de geranio

Deja un comentario